Amor Propio, Relaciones Sanas y Abuso

4 Comportamientos que los medios nos dicen que son románticos que en realidad son muy perjudiciales.

Ya sea a través de películas, series de televisión o revistas, estamos siendo constantemente bombardeadxs con consejos acerca de qué es romántico. Hay tests para saber si alguien demuestra interés en vos y artículos aconsejandonos cómo planear la cita perfecta.

También hay un montón de artículos acerca de inspiradoras parejas ficticias, incluyendo uno acerca de “Parejas que te devolverán la fe en el matrimonio.”

Las parejas en esa lista se comunican, se apoyan el uno al otro, y, lo más importante, se divierten juntas. Todas esas son, definitivamente, cosas a las que aspirar en nuestras relaciones románticas.

Desafortunadamente, también hay otros comportamientos “románticos” popularizados, que no son románticos en lo absoluto.

Por ejemplo, he escuchado a demasiadas personas decir que quieren que su pareja sea celosa y posesiva. Para esas personas, los celos son un signo de emociones profundas. Quiero decir, lo son, sólo que no de la índole romántica. Los celos significan resentir a alguien por tener algo que no tenés, ya sea un talento o un auto nuevo. Es, indudablemente, un sentimiento natural, y está bien sentir celos, pero cómo se expresan esos celos importa. Y muchas veces, no está bien ser una pareja celosa. Una pareja, no es lo mismo que un auto, al fin y al cabo. No son un objeto que uno puede adquirir, o poseer. Si lo pensás desde esa perspectiva, los celos son más objetivisantes que románticos. Sin embargo, hay un montón de personas que encuentran los celos y la posesividad de Edward en Crepúsculo, romántico y quisieran tener lo mismo. Lo mismo se aplica para Christian en 50 Sombras de Grey, y a la obsesión de Snape por Lily en Harry Potter.

Hay un montón de otros comportamientos “románticos” populares que en realidad son malsanos. Son promovidos a través de la ficción, a través de canciones, y hasta a través de nuestros propios círculos sociales.

Encontrar comportamientos como los celos, románticos, no te hace una mala persona. A todas las personas nos llegan los mismo mensajes, al fin y al cabo.

Sin embargo, es importante reconocer que esos comportamientos son dañinos. De hecho, algunos de ellos son completamente abusivos, lo cual es la razón por la cual he compilado esta lista de los más comunes, así como explicaciones acerca de por qué causan más daño que romance.

 

  1. Una pareja celosa es una pareja a la que le importás.

Edward Cullen y Christian Grey, ambos, exhiben comportamientos insalubres y abusivos (Dejemos de lado por un segundo que 50 sombras de Grey es, esencialmente, un FanFiction de Crepúsculo).

Uno de estos comportamientos son los celos. Tienen celos de las personas con las que sus parejas pasan tiempo, ya sean amigos o familia. Uno podría decir que sus celos son una muestra de amor. Aman a sus parejas tan profundamente que quieren estar con ellas todo el tiempo.

Gente que conocí en la secundaria decía que quería que sus parejas demostraran celos, y más de una persona expresó sus deseos de deliberadamente hacer que sus parejas se sintieran celosas, para así sentirse queridas.

Porque ellos ven a sus parejas como propiedad, Edward y Christian se molestan cuando otras personas pasan tiempos con ellas. Si sus parejas les pertenecen, no deberían tener que compartirlas con nadie más.  

Pero esta no es una forma sana de pensar. Una pareja no es una propiedad. Es una persona independiente, con una vida social separada de la de su pareja.

Una persona constantemente celosa es alguien que resiente de su pareja por tener una vida independiente. Su resentimiento no nace del romance. Nace del deseo de acaparar a sus parejas. ¿Y no es eso lo que el romance es? ¿Querer a alguien todo para vos?

No, no realmente.

No me voy a sentar acá a hablarles sobre la filosofía del romance, pero puedo decir con seguridad que no es intentar acaparar a una persona.

Lo que eso es, es control.

Una pareja celosa es una pareja que quiere aislar. Que quiere que la vida de la otra persona gire alrededor de la suya, sin espacio para la familia o las amistades. Y eso es una señal de alerta de abuso.  

 

  1. No tener límites es una señal de intimidad.

¿Qué significa no tener límites? Básicamente, es dibujar una línea acerca de las cosas con las que te sentís o no cómodx haciendo. Esto puede abarcar tanto acciones como palabras.

Respetar los límites de alguien significa escuchar cuando dicen que algo les hace incomodar. y no volver a hacer eso que les hizo sentirse así.

Y no importa lo que las series de televisión, las revistas, o tus amistades te digan, los límites son esenciales. Esto es una realidad de todas las relaciones, incluidas las románticas.

Es fácil pensar que los límites destruyen la intimidad. Si no podés compartir todo con tu pareja, ¿están realmente cerca? Por otra parte, si sos libre de decir y hacer todo lo que pensás, eso significa que están completamente confortables con tu pareja, ¿no? Esto no es verdad.

Los límites son violados constantemente en la ficción, especialmente entre parejas. Uno de los ejemplos más comunes de esto es acoso. Edward acosa a Bella, al punto de ir tan lejos como para meterse furtivamente en su habitación a la noche para verla dormir.

Christian sigue a Anastasia hasta su trabajo, y además la coerce a hacer cosas con las que ella no se siente cómoda.

El Fantasma de la Ópera, sigue a Christine sin su conocimiento, y hasta la secuestra, más de una vez.

Otras formas de violar los límites incluyen, insistirle a alguien cuando ese alguien ya expresó su negación, leer o espiar cosas que otra persona considera privadas, y tocar a otra persona sin su consentimiento.

Los límites terminan reduciéndose, al final, al consentimiento.

¿Tu pareja dijo que está bien hacer esto? ¿Sabe tu pareja que estás haciendo esto ?

Si no saben, y no consintieron, no está bien hacerlo.

La gente me ha dicho que respetar los límites del otrx cuando unx es cercano no importa, porque ser cercano a alguien significa que no puede haber ninguna clase de discomfort sin importar lo que hagas.

Honestamente, eso es pura mierda.

Es como esa persona blanca que dice que está bien hacer chistes racistas alrededor de sus amistades de color porque van a entender que es “sólo un chiste”

Al final del día, el racismo es racismo e ignorar los límites de alguien es abuso.

 

  1. El choque constante es señal de que hay química.

La idea de la pareja en constante disputa ha sido popularizada por libros como Orgullo y Prejuicio, y casi todas las series de televisión existentes. Vos conocés a esas parejas: las que pelean todo el tiempo, cortan, y vuelven a estar, sólo para repetir todo el proceso de nuevo. Sus choques continuos deberían ser un signo de que hay química. No pueden parar de chocar, pero tampoco pueden evitar sentirse atraídos.

Son, normalmente, el contraste de la pareja cursi, que siempre está enamorada. Esa pareja, supuestamente, debería ser aburrida, porque nunca tiene ningún conflicto.

Primero y principal, ninguna pareja tiene cero conflicto.

Segundo, pelear continuamente con tu pareja, no es sano. No estoy diciendo que no deberías pelear nunca, como dije anteriormente, ninguna pareja tiene cero conflicto.

Pero, si están chocando constantemente al punto en el que lloran, y quieren cortar, ahí es cuando no es sano. perfect

El montaje en “Diario de una Pasión”, en el que el narrador dice que los personajes principales no “estaban de acuerdo en mucho” siempre me confundió. Si no estás de acuerdo en nada con tu pareja, ¿qué te acerca? ¿De qué hablan?

El montaje también es un buen ejemplo de lo que es una pelea insalubre. Mis cejas siempre se levantan cuando veo a Ryan Gosling y Rachel McAdams gritándose, cachetéandose, y agarrándose.

Esas cosas no son románticas. Son violentas.

Uno podría pensar que la razón por la que se gritan y pegan es por la fuerte pasión que comparten, pero esa no es la verdad. Hacen esas cosas porque están enojadxs y quieren desquitarse.

El mayor signo de que éstas cosas son insalubres es que este tipo de pelea nunca se resuelve. Lo que yo puedo ver, es que Ryan Gosling and Rachel McAdams se gritan un montón, y después se besan y olvidan que estaban discutiendo.

En otras palabras, esconden la violencia bajo la alfombra, sólo para sacarla la próxima vez que se vuelvan a enojar, lo cual me suena mucho a un “Ciclo de Violencia”.

Eso no es sano. ¿Cómo puede ser sano desquitar tu enojo una y otra vez con otra persona? Lo que me lleva a mi último punto.

 

 

  1. Vos y tu pareja se lastiman porque son cercanxs.

 

Hay una idea común de que las personas más cercanas a vos son las que más pueden lastimarte. Eso puede ser verdad. Al fin y al cabo, mientras más cerca alguien está, más probable es que sepan qué palabras usar para lastimarte.

Eso no significa que usar esas palabras sea un signo de intimidad. Como ponerse violento cuando uno discute es un signo de que estás intentando lastimar a tu pareja.

¿Cuántas veces hemos visto parejas ficticias en la televisión diciendo cosas que saben van a lastimar a sus parejas? Supuestamente, debemos creer que no se pueden controlar. Pero la verdad, es que pueden.

Pensalo de ésta forma: perdemos el temperamento alrededor de otra gente todo el tiempo, desde personas desconocidas, hasta familiares. Cuando es con personas desconocidas, (normalmente), intentamos no darle cabida a nuestras ganas de gritarles cosas groseras.

Eso es ejercitar el control, ¿no?

Decir cosas hirientes no es un efecto secundario de la pasión. Es un signo de abuso.

Las parejas abusivas burlan y degradan. Es una forma de destruir el autoestima, diciéndoles que no son lo suficientemente buenxs para estar con alguien más.

Y no hay romance en eso. Sólo control.

 

***

 

El romance es algo que mucha gente quiere (lo cual no quiere decir que toda al gente lo quiera). Es parte de lo que hace que se hable tanto de eso entre amistades o en los medios televisivos.

A veces los mensajes que recibimos acerca del romance son buenos, como el hecho de que puede venir en todas las formas y colores.

Otras veces, el mensaje es hiriente, como la idea de que los celos son un símbolo de cariño, o que no respetar los límites de tu pareja es una forma de mostrar la intimidad que se tienen.

Es importante reconocer cuando lo que te están diciendo es romántico, o hiriente. Porque no hay una definición de romance, pero si hay algo en lo que podemos estar de acuerdo es que nuestras relaciones románticas deberían traernos más felicidad que tristeza.

 

Fuente:Ashley Truong

Traducción:Demo