Orientaciones y Formas de relacionarse

Cómo amar a una persona poliamorosa

Por Ghia Vitale / 11/07/16

Si sos una persona monogámica que ama a un persona no-monógama, hay tres cosas que necesitás saber.

 

La buena noticia es que las personas monógamas pueden disfrutar de relaciones plenas con personas poliamorosas. La mala noticia es que las relaciones monógamas/poliamorosas no son sencillas. Las parejas monógamas/poliamorosas no están precisamente condenadas al fracaso, pero la dinámica inherente es mucho más desafiante que las relaciones en las que ambas partes comparten estilos relacionales. No sólo cada uno ama de manera diferente, sino que todos encontramos plenitud de maneras distintas. El éxito de las relaciones monógamo/poliamoroso depende de que ambos compañeros se acepten y respeten como individuos con diferentes necesidades emocionales.

 

Vivimos en una cultura mononormativa que nos dice que las relaciones sólo son válidas cuando son exclusivas. Las relaciones mono/poli desafían esta regla porque sólo un compañero permanece monógamo. Suena desafiante, ¿no? Como persona poliamorosa, he visto de cerca cómo otra monógama maneja una situación así. Salí con alguien que tenía una esposa monógama. Sin dificultad diría que fue uno de los mejores metamores que tuve en mi vida. (La palabra "Metamor" refiere a los vínculos de tu vínculo. Vuelvo al punto luego.) Alguien monógamo en una relación con una persona poliamorosa debe llegar a buenos términos con las siguientes realidades:

 

El poliamor tiene que ver con la individualidad de tu compañero, no tiene que ver contigo.

 

El poliamor es mi manera natural de amar y mi estilo de vida lo refleja. Mi orientación poliamorosa es una característica fija y no es algo que debo superar. Es una parte de mi individualidad. Mientras que la gente puede -y de hecho lo hace- cambiar de ideas sobre el poliamor, tu mejor apuesta sería asumir que nunca sucederá. Por supuesto, llevo un poco de tiempo luego de años de condicionamiento cultural mononormado. Pero a esta altura, luego de tantos años de ser poliamorosa, la monogamia es casi tan ajena a mí como lo es el poliamor a personas estrictamente monógamas. No son mis años de experiencia los que validan mi identidad poliamorosa; son mis sentimientos. Empezá a pensar en el poliamor más como una orientación emocional que como un conjunto de hábitos de relacionamiento.

 

No te molestes en invertir esfuerzo alguno en tratar de arreglar algo que no está roto. En este caso, es el corazón de una persona poliamorosa. Si amas y aceptas a alguien como individuo, no querrás obstaculizar el camino hacia su felicidad. Cualquiera que no puede llegar a términos con que el poliamor sea un programa establecido en su relación será probablemente mejor que salga a buscar a una pareja monógama.

 

Todos queremos ser simplemente nuestra mejor versión inocua de nosotros mismos en paz, ¿no? Quien fuera mi compañero por siete años no se mostró entusiasmado cuando expresé un deseo por la no-monogamia por primera vez. Pero en la marcha de experimentar las mieles del poliamor, cambió de idea y fuimos felizmente no-monógamos desde entonces. La esposa de mi ex-compañero (mi antigua metamor) probó el poliamor, pero no era lo suyo. Ella tenía toda la libertad para explorar pero sintió mayor plenitud siendo monógama con su esposo, aunque él no fuese monógamo con ella. Noté que la mayoría de la gente, sin embargo, es monógama en el sentido de que solamente se sienten cómodas con otras personas monógamas. Es una de las cosas que vuelve bastante raras a las relaciones mono/poli exitosas.




 

Nunca serás su único amor, y está bien.

 

Amar a tu compañero poliamoroso por quien es significa que también aceptarás su deseo de tener relaciones múltiples. Aunque mi compañero no estuvo emocionado por la no-monogamia desde el vamos, quiso que viviera una vida plena. Cada pareja mono/poli funcional que conocí comprende que las necesidades del compañero poliamoroso no pueden empezar y terminar con un amante. Eventualmente, aparecerán metamores en escena y el compañero poliamoroso experimentará ENR, o "energía de la nueva relación", ese sentimiento intoxicante de ceguera con el que estamos familiarizados cuando una relación fresca está en su fase de luna de miel. Cuando tu pareja se vuelve ciega con alguien más, no serás el centro de su atención. Es un hecho de la bioquímica para el que todos debemos prepararnos.

 

Si una persona monógama no se ve a sí misma en buenos términos con la cabalgata salvaje del poliamor, debería re considerarlo. Claro que sí, las personas poliamorosas podemos experimentar momentos de calma en nuestras vidas amorosas por las mismas razones que otras personas: no encontrar a nadie que nos guste, ser abrumados por otras responsabilidades o problemas de salud. Pero eventualmente otra persona poliamorosa aparecerá y el ciclo empieza de nuevo. Si en tu estómago se arma un nudo al pensar en otra persona poniendo sus manos sobre tu pareja, entonces todavía te queda trabajo por hacer. Dicho esto, la esposa de mi ex admitió que aunque sus sentimientos de celos han menguado, nunca murieron por completo y ocasionalmente continúan angustiando su alma. Ella simplemente aprendió cómo lidiar con aquellas emociones incómodas sin desquitarse con nosotros. Algunos metamores monógamos se abruman con los celos e imponen reglas como "ojos que no ven, corazón que no siente", a veces para crear la ilusión de monogamia mientras está inmerso en una relación con una persona poliamorosa. A su vez, la persona poliamorosa debe vivir de acuerdo al desafío de respetar los límites de cada amante mientras alimenta cada relación a su mayor potencial. No importa qué, debés estar preparado para ser amable con los vínculos de tu vínculo, así como a ellos mas les vale que sean amables contigo. Nunca es justificable tratar al amante de tu amante con hostilidad, ni tu pareja debería tolerar si alguien con quien está saliendo te falta el respeto de alguna manera.

 

Las personas monógamas no sólo necesitan aceptar que sus parejas poliamorosas amen a otras personas, sino que deben llegar a sentirse cómodos con el hecho de que ellos no son el "único amor verdadero" de sus parejas. Esto a veces requiere una cantidad sustancial de trabajo emocional para que una persona monógama se sienta cómoda con el simple pensamiento de que su pareja esté con otra persona. Si no querés hacer el esfuerzo, es comprensible, y una relación completamente monógama es probablemente tu mejor salida.


 

El amor de tu pareja poliamorosa por otra persona no invalida su amor por vos.

 

Si me enamoro de otra persona, no significa que deje de estar enamorada de mi pareja primaria. Engancho a mi pareja con amistades porque seriamente me siento así de segura en cuanto a su amor por mí. A diferencia del tiempo, el amor no es un recurso finito. Mi fuerte sentido de seguridad se funda en confianza a prueba de balas. No me importa si mi pareja tiene un levante en la fiesta a la que ambos vamos y al día siguiente la invita a salir. ¿Por qué? Porque sé que me ama. No me importa que salga con otras personas porque su amor por ellas no tira sombra sobre su amor por mí.

Cuando estás satisfecho con que tu pareja sea poliamorosa, vas a confiar completamente que te ama sin importar cuántos otras parejas tenga. Tal como le sucede a muchas otras personas poliamorosas, han buscado avergonzarme por ser poliamorosa incluso cuando fui directa en cuanto a mis deseos. El hecho de que vivamos en una cultura mononormativa no justifica maltrato alguno. No me siento avergonzada por compartir mi amor con más de una persona. Si eres monógamo y te importa la satisfacción de tu compañero poliamoroso, apoyarás su derecho a amar libremente y no estar sujeto a una ética en la que no cree.

 

¿Recordás aquellos implacables celos de los que habló la esposa de mi ex? También dijo que aquellos sentimientos tenían el fuerte contrapeso de que ella sabía cuánto la amaba su marido. Ella tenía confianza en su conocimiento de que nadie podría ocupar su lugar. Ese sentimiento de seguridad y satisfacción es la clave para el éxito de las relaciones mono/poli. Si estás con la voluntad de poner esfuerzo en cultivar un sentido de confort en un arreglo monógamo-poliamoroso, podrías encontrar el amor en un lugar improbable.

Fuente:http://together.guide/how-to-love-a-polyamorist/

Traducción:Sergio Escobar

Revisión:DemonWeb, Iñaki Garay