Hijos, convivencia, problemas legales

Amor Libre y puerperio

Por Amor Postmaternidad / 25/01/16

Nunca practique el amor libre, me encantaría.

Pero tengo que derribar prejuicios, convencer a mi pareja, argumentar y tener tiempo para practicarlo.

Creo también que el amor es algo dado, no forzado, y creo que tampoco sé muy bien que es. No sé  si se trata solo de tener varias parejas o una multitud de amores complacidos y heterogéneos.

Estoy terminando de transitar mi puerperio, mi hija ya tiene casi 3 años y también estoy tratando de destetarla, es un proceso difícil para las 2 y para los 3, volver a querer estar con mi pareja me es difícil, no hay tiempo nuestro, me cuesta volver a encontrarme conmigo y con él ni hablar. El amor maternal es muy intenso, pienso en la libertad que trasmitimos a nuestros hijos con respecto al otro.

Mi pareja  me respeta y no siento que este obligada a demostrar algo que no siento, en este periodo estoy muy lejos emocionalmente de él, todavía estoy atada emocionalmente a mi hija, eso no me permite conectarme como pareja con él,  es un stand bay.

Estoy dividida, me pregunto si tendrá que ver con la capacidad de amar de cada unx o simplemente es algo pasajero.

Sin embargo me es muy difícil no sentirme atada, las relaciones hetero-normativas  son esclavizantes, de una manera o de otra, no nos damos cuenta y nos atamos a una situación económica emocional muy difícil de romper, incluyendo la maternidad, que si quieres criar cien por ciento no percibís dinero sino de tu pareja,  o tiene que haber otro que te ayude económicamente, y las mujeres estamos a merced de eso.

Entonces, ¿qué es el amor? ¿No tendría que ser siempre libre y que solo baste con el respeto?

¿Acaso las otras relaciones que tenemos no son libres? Porque existe ese lazo que ata las relaciones de pareja?

También tenemos que preguntarnos como fue trasmitido el amor desde la infancia y como a través de nuestras experiencias lo fuimos conformando y transformándolo.

Alguien dijo una vez, que para cambiar el mundo hace falta cambiar la forma en que venimos al mundo, sin tanta intervención médica que fuerce los nacimientos.

yo creo que también hace falta cambiar las formas del amor y nuestra relación con él.

Que al fin y al cabo es lo más importante.

Que el amor sea parecido al amor de gatos, o a una amistad o a un día de lluvia, ellos que van y vienen se quedan un rato, nos acarician y se van.