Anarquismo relacional y el espectro del control en las relaciones

Para la mayoría de las personas, tener una relación sexual/romántica con una persona significa ejercer algún tipo de control sobre esa persona. Las parejas tradicionales varían en la cantidad y los tipos de control que se ejercen entre ellos, pero parte de la monogamia tradicional es que hay una cantidad sustancial de control sobre la sexualidad y las relaciones “externas” de una pareja.

Para mí, parte del principal atractivo del poliamor fue romper con esta estructura de poder. Para mí, el mayor atractivo de abrir mi relación era que mi pareja tenía permitido hacer lo que quisiera, sin tener que preocuparse por si estaba infringiendo sobre mis derechos como su pareja. Muchas formas y tipos de monogamia que apruebo involucran a compañeros ejerciendo menos poder sobre el otro (o explícitamente reconociendo y formalizando su estructura de poder.)

ANARQUISMO RELACIONAL

Recientemente estuve leyendo sobre un estilo de relaciones que rompe radicalmente con la estructura de poder en las relaciones: el anarquismo relacional. Como el nombre sugiere, involucra el rechazo a la estructura de poder tradicional que es la norma en nuestra sociedad. Como el poliamor, el anarquismo relacional no tiene una definición o estructura claras, pero encontré varias fuentes que dan descripciones consistentes.

Como con todos los proyectos de investigación, empecemos con Wikipedia:

La Anarquía Relacional o Anarquismo Relacional (AR) es la práctica de formar relaciones que no estén sometidas a un conjunto preexistente de reglas.

Se diferencia del poliamor (pudiendo considerarse una corriente dentro del mismo o una práctica diferente) en primer lugar por la premisa de que no existe la necesidad de establecer una distinción formal entre los diferentes tipos de relaciones. Las personas anarquistas relacionales ven cada relación (sexo-afectiva o no) como un vínculo particular y no como un elemento dentro de una categoría establecida por las normas sociales como por ejemplo “sólo amigos”, “en una relación” o “en una relación abierta”, etc.

The Thinking Asexual tiene un artículo sobre las bases del anarquismo relacional. Un breve extracto:

Un anarquista relacional no asigna un valor especial a una relación porque incluye sexo.

Un anarquista relacional no le asigna un valor especial a una relación porque incluye romance, si es que reconocen al romance como una emoción distinta o como a un conjunto de comportamientos. Un anarquista relacional empieza desde un lugar de asumir la total libertad y flexibilidad como la persona a cargo de sus relaciones personales y decide caso por caso como quieren que sea cada relación. Pueden tener sexo con más de una persona, pueden ser célibes todas sus vidas, pueden vivir con alguien con quien no tienen sexo, pueden vivir solos sin importar qué suceda, pueden criar a un hijo con una pareja sexual o con múltiples parejas sexuales, pueden criar a un hijo con una pareja no-sexual, pueden tener relaciones altamente físicas/sensuales con múltiples personas simultáneamente (algunas de las cuales no están sexualmente y/o románticamente involucradas entre ellas), etc.

Les recomiendo leer todo el artículo, especialmente la parte en la que el anarquismo relacional se aplica a la asexualidad y a otras orientaciones no-tradicionales. También hay una buena introducción al concepto en The Anarchist Library que se puede encontrar en español en El Librerio. Mi parte favorita:

La vida no tendría mucho sentido si no nos unimos a otras personas para conseguir cosas, como construir una vida en común, un hogar, criar niños o crecer juntos en lo bueno y en lo malo. Estos proyectos necesitan normalmente de mucha confianza y compromiso entre las personas. El Anarquismo Relacional no se basa en el rechazo al compromiso sino en que seamos nosotros mismos y quienes nos rodean los que diseñemos los compromisos, liberándonos de las normas que dictan que ciertos tipos de compromiso son ineludibles para que el amor sea real, o que ciertos proyectos como criar niños o convivir han de corresponderse con determinadas conductas y sentimientos. ¡Partamos de cero y seamos explícitos sobre qué tipo de compromisos queremos con los demás!

Como probablemente podrán notar, encuentro muy atractivo al anarquismo relacional, no como algo que quiero hacer, si no como un nombre para algo que ya estoy haciendo. Estos conceptos hacen eco de conceptos que he estado defendiendo desde que empecé a practicar la no-monogamia, y resuenan con un montón de otras ideas que encontré en la comunidad poliamorosa.

EL ESPECTRO DEL CONTROL EN LAS RELACIONES

El término “poliamor” es bastante amplio. Abarca una gran cantidad de diferentes estilos de relación, algunos más controladores que otros. Si sos un miembro de alguno de los grupos poliamorosos en FacebookReddit u otras comunidades online, frecuentemente vas a encontrar desacuerdos con respecto a la cantidad de control que es ideal ejercer en una relación. Algunos líderes de comunidades como Franklin Veaux argumentan explícitamente a favor de una dinámica menos controladora. Frecuentemente, esta idea ofende a las personas, (particularmente a los cazadores de unicornios) que sienten que tienen la necesidad de mantener un grado de control sustancial en sus relaciones. La cobertura mediática de poliamor tiende a agravar este problema.

Estos desacuerdos surgen seguido, y mi teoría es que estos desacuerdos van a ser inevitables hasta que encontremos un vocabulario más robusto. El problema es que las personas escuchan cosas diferentes cuando usamos el término “poliamor”, especialmente en cuanto a que tanto control ejercen las parejas sobre el resto. Las relaciones existen en un espectro de control, que van de un rango de relaciones en las que la dinámica es de amo/esclavo al anarquismo relacional completamente independiente del otro lado. En el medio hay muchos otros tipos de relaciones. El espectro arquetípico luce algo así:

relationship-control-continuumHacer click para agrandar.

Hay muchos otros arquetipos que cargan la presunción sobre el nivel de control que hay en la relación. Elproblema es que muchas relaciones no encajan dentro de los arquetipos que hay en el espectro. Algunas relaciones poliamorosas pueden ser tan controladoras, si es que no incluso más, que las relaciones monogámicas tradicionales. Algunas relaciones poliamorosas tienen las mismas reglas que la monogamia tradicional, sólo que con más personas. Algunas relaciones de monógamos escépticos pueden ser tan libres e igualitarias que el anarquismo relacional.

Creo que, cuando la mayoría de nosotros nos involucramos en la comunidad poliamorosa, estamos buscando a personas con ideas afines que compartan nuestra filosofía sobre las relaciones. El problema es que aquellos de nosotros en el espectro derecho tienen muy poco en común con las personas poliamorosas en el espectro izquierdo (y de hecho tenemos más en común con las personas monógamas escépticas a la derecha del espectro.) Mientras que no tengamos una forma de comunicar nuestro nivel de control en las relaciones, estos desacuerdos van a continuar.

Esto no es necesariamente algo malo. Es importante que la gente se exponga a otras perspectivas.

Particularmente, creo que las personas nuevas en el poliamor (que tienden a estar más en el espectro izquierdo) se benefician enormemente de las perspectiva de las personas poli experimentadas (que tienen a estar más hacia el lado derecho del espectro.) Es importante para la gente ver ejemplos de relaciones sustentables y cómo operan. Además no soy fan de la exclusión, así que no voy a abogar por comunidades que mantengan a nadie afuera. Sin embargo, pienso que mientras el poliamor crezca en su popularidad, va a ser necesario acudir a un vocabulario más robusto para describir nuestras relaciones. ¿Alguna idea?

 

ORIGINAL: Relationship Anarchy and the Spectrum of Relationship Control

Traducción: Luna B.

Fuente:http://polyskeptic.com/2013/10/12/relationship-anarchy-and-the-spectrum-of-relationship-control/

Traducción:Luna B.