Estoy soltera, soy poliamorosa, y no quiero ser la tercera en su trío.

Perdí la cuenta de las veces que me han enviado el siguiente mensaje en OkCupid – copio y pego: “Me haces acordar a mi dedo gordo del pie… porque quiero darte contra todos los muebles que tengo.”

A pesar de ser tan trillado que la revista Glamour lo incluyó en su cobertura del hashtag #10WorstPickUpLines (#10PeoresPiropos), el piropo del dedo gordo del pie se las arregla para evadir el filtro de OkCupid que protege mi inbox de cualquier mensaje que diga “ey” o “¿cómo andas, sexy?”. Y aún así los hombres me dicen ese piropo todas las semanas.

Las frases copio-y-pego ahora son parte habitual de las citas online. Después de dos años y medio ya no me irritan; ahora lo que me molesta son los hombres que merodean en busca de “algo fácil” sin ninguna implicación emocional. A pesar de que tuve la precaución de sólo identificarme vagamente como “poliamorosa” en mi perfil, algunos de estos tipos todavía se topan conmigo.

La ventaja de las citas online es el proceso de eliminación que se deshace de los hombres que (en el mejor de los casos) se aprovecharían de y (en el peor de los casos) no respetarían mi poliamor. OkCupid ofrece específicamente cientos de preguntas que los usuarios pueden responder para señalar sus creencias, valores y preferencias sexuales. A partir de sus respuestas a preguntas sobre la monogamia, los celos y la tradición, me hago una idea de si un hombre es realmente poliamoroso como soy yo y si está buscando formar vínculos reales e íntimos con personas.

También suelo darme cuenta de lo contrario, es decir, cuando un tipo busca engañar a su pareja o hacer un casting para “una tercera” para animar un poquito las cosas en casa – sin ningún interés en quién es esa persona o qué quiere. No tengo problema con conocer a las otras parejas de alguien, pero si tengo problema con asumir un rol que ustedes dos escribieron antes de conocerme.

Veamos, por ejemplo, este hombre que me contactó asumiendo que ser poliamorosa significaba, naturalmente, que yo estaría interesada en un trío con él y su esposa: “Sin presión, pero mi esposa piensa que estás buena y estábamos considerando buscar a una persona divertida. ¿Esto es algo que haces?” – MorePlayLessWork.

Como mujer “solo poli” – es decir que no me interesa tener una pareja primaria/cónyuge ni convivir – me he tenido que volver experta en determinar si la gente está buscando alguien para jugar como el Sr. MorePlayLessWork. Haciendo algunas preguntas básicas e importantes, puedo también identificar a los que exploran en búsqueda de un unicornio – término que viene de la dificultad que presenta encontrar una mujer soltera y bisexual que quiera una relación comprometida con una pareja.

Perdón. No quiero malgastar tu tiempo, no soy la lotería que estás esperando ganar. Y prefiero que ambos los sepamos antes de que me prepare y salga de mi casa, y no cuando aparezcas en nuestra cita con tu esposa.

Sí, eso me pasó.

Cuando el concepto de poliamor me era nuevo y estaba orientándome en su mundo de citas, dije que sí a muchas primeras citas. Me parecía la mejor manera de darme cuenta qué quería y cómo funcionaba todo este asunto. No pensaba en mí misma como una “tercera” o un “unicornio” – sólo como un individuo intentando conectar con otro individuo. Es por eso que no reparé en preguntarle más a Eric sobre su situación antes de aceptar una cita.

Eric tenía fotos con su esposa y un link a su perfil, una de las formas en que los individuos con ética muestran que sus parejas son participantes del poly. Es por esto que yo supe quién era la mujer cuando ambos se me acercaron en el bar. Sin embargo, no esperaba que nadie más que Eric viniera a la cita. Puse una firme cara de poker, y un poco me moría de ganas de ver cómo intentaban levantarme entre los dos.

“Hola, soy Eric.”

“Julie, Katie. Katie, Julie.” Ambas sonreímos y luego nos salvó el barman.

Después de un par de tragos, Julie se levantó para ir al baño; claramente Eric había estado esperando ese momento.

“Bueno, Julie definitivamente piensa que estás buena, y esperábamos que a vos te guste ella,” dijo.

Casi nunca me quedo muda, pero… ¿¿realmente él estaba buscando a alguien que se acostara con ella?? Para ser claros, la idea de proposiciones grupales no me ofende, aunque no me interesa participar. Pero que Eric le hiciera de celestina a su esposa me pareció un poco controlador. Y teniendo en cuenta que, para empezar, ni siquiera esperaba verla a ella ahí, no estaba lista para eso.

“Disculpame, ¿que me guste ella?”

Julie volvió cuando Eric estaba explicando que si ella tenía sexo con otro tipo, sería engañarlo. Que ella tuviera un interés paralelo en mujeres, sin embargo, estaba super bien por él. Ella me sonrió dócilmente.

Me levanté, apuré lo que me quedaba de whisky (arreglándomelas para no atragantarme con hielo), y agarré mi cartera.

“Esto es así,” dije. “Aunque yo fuese bi – que no soy – y aunque no me hubiesen engañado para que venga – que lo hicieron – la idea de que acostarse conmigo no es engañar porque no soy un hombre, es exactamente decir que no soy realmente un ser humano. Y no se me ocurre nada que me caliente menos que eso.” Entonces me fui y nunca más volví a escuchar de ellos.

Escrutar potenciales parejas poli en sitios de citas online también me permite evitar primeras citas que parecen webinars de no-monogamia ética. Tengo una política personal de no contestar mensajes como este:

“¿Poliamor? ¿Eso es como sin compromiso, no?” – DiverseGuy83

La respuesta es no. Un estridente no, mejor dicho. ¿La parte de “amor” en poliamor no te dice nada?. Franklin Veaux, autor de Más de Dos: Una guía práctica del poliamor ético, acuño mi definición favorita.

Poliamor:  El hecho de tener relaciones cercanas y afectivas simultáneas con dos o más individuos, vista como alternativa a la monogamia, especialmente en lo que respecta a asuntos de fidelidad sexual; la práctica o hábito de involucrarse en relaciones sexuales múltiples con el conocimiento y acuerdo de todas las partes involucradas.

Hay días en los que tengo que resistir el impulso de responder con capturas de pantalla de mi perfil, con flechas rojas apuntando a las respuestas que están buscando – mas que nada porque lo que yo estoy buscando no es tan complicado. Busco formar relaciones independientes, de largo plazo e íntimas, con personas que estén de acuerdo con que “comprometerse” no significa por default “a una sola persona”.

La ventaja de las citas online, por lo menos, es que el muestreo es más amplio y tengo menos chances de encontrar un tipo que escucha “solo poli” y – no importa cómo lo explique – piensa que quise decir “Estoy super interesada en un trío aunque acabamos de conocernos” o “No hace falta que me trates como a una persona!”. Me doy cuenta de si alguien se tomó el trabajo de leer mi perfil. Y elijo terminar una conversación antes de que comience cuando me llegan mensajes como

“No estoy seguro de si te interesa pero si estás buscando un arreglo sin presiones, sin compromiso, me sumo para jugar ” – CannonballSD

“Honestamente estoy buscando algo entre amigos con derechos y una relación abierta, la poligamia está buena, a veces mejora las cosas.” – David20581

“Amigos con derechos”, por supuesto, es otra manera de decir “sólo sexo”. Está bastante claro, en muchas partes, que encuentros “sin compromiso” y “amigos con derecho” no es lo que yo estoy buscando – y ni hablemos de confundir poliamor con poligamia (matrimonio plural).


Así que no, OkCupid no ha sido una experiencia del todo negativa. Nunca me arrepentí de intercambiar números o del tiempo que pasé conociendo gente a quién contacté a través de la app. Seguimos siendo amigos y ocasionales parejas con una persona a quien conocí hace años, y esta primavera estuve en una relación durante 6 meses. También hay un par de personas ahora que tienen potencial. Las citas como mujer soltera y poliamorosa me han funcionado, hasta cierto punto. E incluso las citas que terminan sin química o descubriendo que no estamos buscando lo mismo me enseñan algo valioso de mí misma y de los demás. Sólo desearía que algunos hombres que contactan mujeres “solo poli” como yo y que usan el sitio valorasen mi tiempo tanto como yo.

 

Traducción:Malena Carranza