Orientaciones y Formas de relacionarse

Hacia una monogamia más escéptica

Acá en poliescépticos, tendemos a referirnos al ateísmo y al poliamor como el “escepticismo aplicado adecuadamente”. Me gustaría desarrollar un poco eso. Como personas poli contentas, amamos el poliamor. Amamos tanto el poliamor, que a veces pareciera que pensamos que esa es la única forma de tener una buena relación. Así que cuando decimos que el escepticismo aplicado adecuadamente resulta en poliamor, podría parecer que decimos que la monogamia es lo contrario al escepticismo. Esto es cierto solamente en parte. Es verdad que si viviéramos en un mundo más escéptico, habría mucha más gente poliamorosa. Si las personas tuvieran un acercamiento escéptico a sus relaciones, mucha gente concluiría en que la monogamia no era la mejor forma de alcanzar sus metas. Sin embargo, no todos lo harían. Hay muchas formas de practicar la monogamia de manera escéptica, y me encantaría exponer algunas de aquellas.

Las dos partes están solamente interesadas el uno en el otro.

Esta es la razón más común, frecuentemente citada, para la monogamia. Pero también, la más rara, para que sea desarrollada de una manera escéptica. La mayoría de las personas sienten deseo sexual o romántico por más de una persona. Sin embargo, no todo el mundo. Una pareja que afrontó su relación de forma escéptica, puede concluir fácilmente que estaban solamente interesados el uno en el otro. Sin embargo, la diferencia entre esto y la monogamia ordinaria, es que la monogamia escéptica (o lo que Shaun llama la monogamia accidental) no tendría reglas en contra del sexo o el romance por afuera de la pareja. Eso simplemente no pasaría, porque ninguno de los dos estaría interesado. Por otro lado, una pareja escéptica, sabría que no pueden predecir sus deseos futuros (especialmente sobre muchos años después), por lo tanto, una pareja escépticamente monogámica no haría planes a largo plazo o reglas que dependan únicamente de los deseos que tienen el uno para con el otro.

Las dos partes disfrutan de una dinámica controladora

Una de mis cosas menos preferidas sobre la monogamia tradicional, es que implica que los dos miembros sean controladores de la sexualidad del otro. Es una forma de ser propietario de una parte muy importante de la otra persona. Y me resulta repulsivo. ¡Pero hay gente a la que eso le sienta bien! ¡Y está perfecto! En la comunidad BDSM hay miles de ejemplos de gente que no tiene deseos de relaciones igualitarias. Son relaciones que están explícitamente basadas en la posesión y el control. Las dos partes se meten en esa situación de manera consciente, sabiendo lo que quieren y lo que obtienen. Esto es completamente compatible con el escepticismo. Así que mientras cada parte haya examinado su propio deseo (y el de su compañero) de manera escéptica, y haya consenso mutuo, esta clase de relaciones es compatible con la mirada escéptica.

Consecuencias sociales

Si viviéramos en un mundo más escéptico, esto no sería un problema. Sin embargo, vivimos en el mundo real, y en el mundo real ser poliamoroso, puede tener consecuencias. Por lo general, si pensamos escépticamente, esas consecuencias pueden ser más o menos graves de lo que parecen. Pero a veces las consecuencias son reales y relativamente inevitables, y tiene sentido que uno trate de encajar. Parte de lo que la comunidad está haciendo, es tratar de que esto deje de ser una preocupación. Pero como están las cosas hasta ahora, el miedo a las consecuencias sociales (especialmente en países o regiones menos liberales) puede ser un motivo legítimo y escéptico para permanecer monógamo.

Falta de habilidad o deseo

Esto amontona muchos asuntos a la vez, pero básicamente se para en la premisa de que el poliamor implica un gran trabajo y estabilidad emocional, y no todo el mundo es capaz de hacerlo, ya sea debido a una enfermedad mental, una condición social o simplemente a una personalidad lisa. Para la mayoría de la gente ser felizmente poliamoroso lleva un gran esfuerzo. Un escéptico no escapará intimidado de trabajar por una meta que vale la pena, pero siempre hay un análisis sobre costos y beneficios. Para algunas personas la cantidad de trabajo es muy grande, y el pago (en términos de felicidad) muy bajo, o las posibilidades de éxito son muy bajas. Una mirada escéptica hacia la vida consideraría esto, y tomaría decisiones acordes. Algunas personas concluirían de manera razonable, que simplemente no vale la pena. Así que mientras su pareja esté de acuerdo, es una posición razonable.

Seguramente  me están faltando otras razones de por qué una persona o pareja verdaderamente escéptica puede elegir la monogamia. Mi intención aquí fue explícitamente reconocer que la monogamia no es siempre una elección mala o no escéptica. Igualmente también quisiera remarcar que la exclusión para la monogamia escéptica es muy alta. Requiere de una examinación crítica de los motivos, deseos, predicciones y suposiciones de ambas partes. Así como el poliamor requiere de mucho esfuerzo, también la monogamia, y no es algo a lo que se deba entrar a la ligera. Como en todas las decisiones importantes, es mejor abordarlo de una manera escéptica y crítica.

Esta es otra área en la que esperamos que la sociedad progrese. A medida que el poliamor se convierta en algo más normal y la monogamia deje de ser la expectativa social, empezar una relación poliamorosa llevará mucho menos trabajo, en términos de correrse de la mononormatividad impuesta en las mentalidades.

Fuente:http://amorlibre.org/monogamia-esceptica/%20%20http://polyskeptic.com/2013/04/25/toward-a-more-skeptical-monogamy/

Traducción:Nala, Navimuse