Amor Propio, Relaciones Sanas y Abuso

La diferencia entre Amor Sano y Amor Dañino

“¿Qué es el amor?” Es tal vez una de las preguntas más reflexionadas de nuestra existencia. ¿Es un sentimiento?, ¿Una emoción?, ¿Es lo que nosotros somos?, ¿Es algo que todos sentimos? El amor nos puede hacer sentir y hacer muchas cosas distintas en nuestras vidas, y hoy vamos a explorar la idea de que puede haber dos tipos de amor: amor sano y amor dañino.

Tipos de amor

Para contextualizar esta exploración, definamos rápidamente que sucede acá. Generalmente escuchamos que el amor se define como algo condicional o incondicional. El amor condicional sería amar algo basándose en el establecimiento de ciertas condiciones. Ej: “Yo solo amo a esta persona si hace esto por mí. Si no lo hace, entonces no la amo”.

El amor incondicional sería más como “sin importar de tus elecciones y el hecho de que pudieran haberme hecho experimentar emociones dolorosas, todavía te amo porque reconozco el propósito de nuestra travesía”. Nota: Esto no significa que el amor incondicional es lo mismo que sacrificarse, quedarse en relaciones dañinas o de abuso, etc.Simplemente significa que los sentimientos de amor siempre están ahí. Como un padre o una madre que aman a sus hijos.

Diferencias entre amor sano y amor dañino

Dejando de lado las ideas de amor condicional e incondicional por un momento, observemos dos tipos de amor:

Amor dañino: Puede ser visto como desprenderse de aspectos propios solamente para complacer a alguien con quien uno está.También puede pasar cuando dependes de la otra persona o la necesitas para ser felíz. El amor dañino  puede ser adictivo y mantenerte en un estado de estancamiento en un período de la vida en donde se usa esta forma de amor para  para evadir sobrepasar tus dificultades. Simplemente, el amor dañino es lo que la idea mental de lo que es el amor. A menudo puede incluir jugar juegos, manipular, sacrificar, y otras cosas que son bastante agotadoras de hacer que se puede notar se hacen porque no se lo puede dejar ir.

Amor sano: es mutuo entre dos personas y ninguna deja de ser ella misma para poder experimentarlo. Está basado en un sentimiento interno, en contraposición de lo que sucede en el exterior. Se trata de permitirle a tu pareja tener sus propias experiencias sin juzgarla. Apoyarse y entenderse más allá de que haya tocado algún punto en tu interior. Unidos, pueden abrirse, se pueden comunicar y crecer. No se necesitan mutuamente sino que simplemente funcionan como un equipo para moverse por la vida.

Cómo experimentar el amor sano

En el fondo, cualquier experiencia que estén atravesando ahora está bien. ¿Por qué?Porque aun si no es del todo lo que querés, esa experiencia cumple el papel de mostrarle a uno cómo se siente cuando está por fuera de los deseos del alma. Acepta la experiencia que tenés ahora y agradecele por mostrarte otro color de la vida.

Para transformar una experiencia de amor, se puede observar las distintas facetas del amor dañino y ver si alguna de esas se aplica a vos. Si es así, se puede buscar el reflejo en cada cosa y luego buscar la fuente de por qué lo que uno siente está ahí. Por ejemplo, si uno siente que es adicto a una persona o la necesita cerca, puede preguntarse por qué es así. Escribir las cosas y reflejarse en ellas, o hablar con una persona con experiencia en sobrepasar las dificultades también puede ayudar.

Después de todo, se trata de entender por qué uno está alimentando la necesidad por la otra persona (o cualquiera sea la dificultad que vos tenes). Podría ser porque no te sentís como una persona completa cuando estás sola. Puede ser debido a un trauma del pasado, o a una reticencia a ponerte en esa situación.. Cualquiera sea el caso, a medida que uno lo refleje y sea consciente de eso, va a poder entenderse mejor y elegir superar y procesar esas emociones.

Traducción:Nala, Navimuse