¿Quién es Deb Barreiro?

¿Cómo empezaste a colaborar en ALA?

De manera extra-oficial luego de la 1° Charla Abierta, en donde conocí en profundidad los objetivos, la forma de trabajo y el modo de concebir al amor libre de ALA. Comencé a colaborar con la difusión y compartiendo mis opiniones/propuestas con algunas personas de la organización.
A los pocos meses propuse el taller literario, el cual otras personas querían llevar adelante también, así que me incorporé a AccionALA y comenzamos el taller.

¿Qué es el amor libre para vos?

Que los vínculos en donde está implicada cualquier forma de amor, sean desapegados, entendiendo que el otro ser no es de nuestra propiedad ni viceversa.

Entiendo que en general nos referimos al “amor libre” como un concepto que se aplica a las relaciones sexo-afectivas, aunque yo creo que es mucho más, que se aplica a cualquier vínculo y es fundamental que así sea.

¿Cómo definirías tu ideología con respecto a las relaciones?

Es una pregunta bastante difícil ya que creo que nos redefinimos constantemente, que no puedo decir “soy” esto o aquello. Mi ideología en general se basa en tomar lo que me gusta de cada idea, nunca quedarme con una en su totalidad. De esta manera construyo las  propias.
Con respecto a las relaciones, un poco lo que dije en la pregunta anterior; creo que toda relación debe estar basada en el amor y la libertad.
En cuanto a mis vínculos cercanos y sexo-afectivos, creo practicar un “gris” entre poliamor (no jerárquico) y anarquía relacional.

¿Cuándo empezaste a plantearte esto?

A los 14 años consideraba al amor como un sentimiento que debía ser compartido con todas las personas que uno sintiera, sin limitarse.

Tenía la certeza de que en el futuro las personas tendríamos múltiples vínculos sexo-afectivos   sin ser limitados por los mandatos sociales, modificando de esta manera la cultura hegemónica.

A los 16 años, estando en una relación monogámica, cuando le dije a mi pareja que amaba a otras personas de manera romántica, decidió cortar la relación.

Yo elegí comenzar esos nuevos vínculos de manera simultánea, consensuada pero sin exponerme a que otras personas que no fueran las involucradas, lo supieran. Así como tampoco consintiendo encuentros entre mis relaciones de entonces.

¿Cuáles fueron tus experiencias dentro del amor libre?

Muchas…

¿Cúal fue tu principal obstáculo para llevarlo a la práctica?

Las miradas ajenas o “el qué dirán”.

¿Cómo viviste tus relaciones monógamas?

Las sufrí mucho, por que me entregaba ciegamente a la otra persona, viviendo su vida en vez de la mía.

En algunos casos, cuando otra persona me quería besar y me gustaba, en secreto, no lo impedía, de esta manera, siendo infiel.

Creía que no engañaba al ser la otra persona la de la iniciativa, de esta manera me mentía y le mentía a mi pareja.

¿Qué cosas cambiaron en tus relaciones afectivas cuando cambiaste este paradigma?

Creo que en esencia mi modo de ver las relaciones siempre fue de amor libre, igualmente creo que estamos en constante cambio, así que desde que comprendo el concepto “amor libre”, lo practico y difundo, puedo decir que son más “sanas” mis relaciones.

¿Cómo organizás tus tiempos con tus relaciones?

En general me gusta dejar fluir, vernos cuando tenemos ganas y podemos. Sin estructuras ni cumpliendo rituales o rutinas. Con los vínculos más fuertes o que compartimos alguna/s actividad/es (ya sea laboral o de interés común) es más sencillo que surja el encuentro.
No uso la “agenda de google” como muchos dicen, que se las comparten a sus relaciones, porque tampoco creo que se tenga que cumplir con un “régimen de visitas”. Prefiero arreglar charlando y lo que sale primero. Nunca me pasó de que más de una persona me pidiera vernos por separado el mismo día/horario, así que sin problemas para ello.

¿Creés que es necesario que tus parejas sexuales o románticas se lleven bien?

Preferentemente, a mi me agrada que eso ocurra. Algunas personas mantienen una amistad o yo tengo amistades con metamours. Igualmente algunas personas ni se conocen y creo que tampoco tendrían afinidad.  

¿Qué opinás de la convivencia en el amor libre? ¿Qué dificultades encontraste? ¿Qué ventajas?

Que se puede, es compleja como cualquier convivencia. No le encotré nada en particular.

¿Cómo te ves construyendo una familia con hijos?

No tengo interés en la institución “familia”. Quiero vivir en comunidad donde tal vez si llegase a haber niñes, serían criados por cada integrante que viva en la comunidad.

¿Cómo manejás tus inseguridades románticas y sexuales?

Reflexionando cuando las noto para tratar de resolverlas, y cuando tengo más claridad hablo con la/s persona/s involucrada/s en eso que me ocurre.

¿Y las de tus relaciones?

Escuchando y acompañando el proceso para que, si quiere, lo supere.

¿Qué importancia tiene el sexo en tu vida para mantener una relación romántica?

Lo considero una actividad más, la cual se puede compartir o no, y puede variar en diferentes momentos o etapas de la relación.

¿En qué afectó a tus relaciones que no son sexuales ni románticas este cambio en tu vida?

Lo tomaron bien, como algo raro pero que me lo respetan y en general cada vez a más personas les interesa y hasta quieren llevarlo a la práctica.

¿Cómo lo tomó tu familia?

Lo mismo, con respeto, aunque algunas personas ni lo saben porque no tuve la oportunidad o el interés de compartirlo o no están bien de salud como para que lo comprendan.

¿Qué creés que es necesario para poder hacer el cambio que vos lograste hacer?

¡Primero que nada, querer!

Luego avanzar con pasos pequeños, tomando seguridad lentamente en que es verdaderamente lo que uno quiere y defiende como modo de vida.

¿Cuáles considerás que son las desventajas del amor libre?

En realidad no encuentro desventajas, sí dificultad en que las personas lo incorporen rápidamente y de manera masiva, ya que vivimos en una sociedad con otra forma de ver los vínculos, opuesta al amor libre.

¿Tendrías una relación exclusivamente monógama de nuevo?¿Por qué?

NO, porque no podría dejar de amar a las personas que amo y porque mis experiencias de monogamia me dañaron mucho.

¿Querés contarnos algo más?

Considero uno de mis objetivos más importantes en esta vida, la difusión del amor libre y los vínculos no-monógamos, así como también el estar al servicio de quienes elijan este camino.