Celos, Inseguridades y Otras Yerbas

Un caso de culpa

Por Sil Gonzalez G / 15/03/16

¿Viste que la gente cambia y uno no siempre está ni se siente de la misma manera? Y que eso, en general, cuando lo comentás por ahí o con algún amigo la respuesta es "¡Sí obvio! A veces tenés ganas y a veces no" Entonces pensás "que bien, che. No estoy tan loca como pensaba. Quizás no sea taaaaan ciclotímica como flasheé toda ‘la laif’" y relajás..

Ahora, a-h-o-r-a cuando de repente notás que estás teniendo menos ganas de estar/compartir con alguien y más ganas de estar/compartir con otro alguien ¡FA! Agarrate porque se viene la culpa corriendo desde Luján con toda la furia queriendo derribar ese relax que conseguiste antes pensando que está bien, que sos normalita por tener ganas y otras veces no.

¿Cómo puede ser? ¿No habíamos quedado ~charla cerebro-corazón~ en que amás a esa persona? ¿Cómo es posible que durante dos semanas no concebiste la vida sin su compañía y ahora resulta que sólo la viste 1 vez en la semana y ahora (si, repito mucho el 'ahora' porque es así, el presente nos martilla el cerebro también, no es sólo el pasado/futuro) repito: ahora que disponés del tiempo no tenés ganas de ofrecérselo a esa persona? ¡Noooo, eso no es amor! ¡Eso es conveniencia! Claro, cuando la señorita quiere sí, pero cuando el otro quiere, no. ¿no?

¡BASTA!

Porque nadie me está haciendo esos reclamos (no aún, al menos), ¿entonces por qué yo me lo estoy planteando? ¿Por qué insisto en sentir culpa cuando estoy siendo fiel a lo que siento? ¿Por qué me siento tan mal?

No la quiero menos, no la amo menos, no la extraño menos. Es sólo que a veces necesitamos de otras energías (solos o acompañados)..

Me pregunto seriamente si esa culpa será la máscara del pánico a ser rechazado después, o si será el miedo a estar sólo y que nadie nunca más quiera saber de vos, oooo si será que después se van a vengar y te van a decir "ey ey, yo quise y vos no. Ahora ‘ajo y agua darling’"

En fin, sea cual sea la repercusión y consecuencia de hacer lo que realmente sentimos, deberíamos hacernos cargo de ello y no mal flashearla. De todas formas esas repercusiones seguramente tendrán su debido análisis, pero eso ya es otro tema. La cosa importante aquí, es lograr que la ‘señora culpa’ no nos manipule. ¿Y cómo joraca lo hacemos, no? Bueno, yo por lo pronto escribo esto para tenerlo bien a mano y recurrir a mis propias palabras y recordar, siempre, que te sigo queriendo pero que tengo que aprender a convivir conmigo misma y vos aprender a convivir sin mí (KE! es un chiste, no tengo tanta autoestima realmente)

Si.. Bancarse lo que somos, lo que sentimos y lo que queremos realmente. No ser y/o hacer por y para el otro. Ahí encuentro yo la solución a la culpa.

Espero volver en un tiempo con una respuesta más clara y profunda, es decir, espero volver pronto porque quiero y realmente tengo ganas, no porque sé que me estás esperando.