Orientaciones y Formas de relacionarse

Un terapeuta, un abogado y un educador sexual responden nuestras preguntas sobre poliamor.

Por Lisa Bonos / 20/04/16

Poliamor: No, no es engañar (o ser infiel).  Tampoco es similar a la poligamia.  Ni siquiera a tener “algunas cositas por ahí”.

Poliamor, la práctica de mantener múltiples relaciones cercanas como una alternativa a la monogamia, atrae a adultos de todas las edades, y las citas en internet han hecho más sencillo que las personas poli o policuriosas se encuentren entre sí.  A fin del año pasado (2015), el sitio de internet de citas OkCupid agregó una función para que las parejas poli puedan buscar nuevos compañeros o compañeras juntos.  OkCupid agregó la característica luego que la información mostró que el 42 por ciento de sus usuarios, la mayoría debajo de los 35 (años), consideraría tener una cita con una persona ya involucrada en una relación poliamorosa.

Curiosa sobre cómo estas relaciones funcionan en la vida real, pasé algún tiempo en diciembre con cuatro personas en sus 20 y algo de años en el área de Washington para aprender lo que es ser joven y poliamoroso.

En el transcurso de mi reportaje, hablé con varios expertos en el poliamor.  Aquí están algunas de sus visiones sobre quién es atraído a la no-monogamia consensuada y qué clase de desafíos aparecen cuando llega el momento de conformar una familia o tener una vida con varios compañeros/as.

1. ¿Qué clase de personas son atraídas al poliamor?

Franklin Veaux, un educador sexual y co-autor de “Más de Dos: Una Guía Práctica al Poliamor Ético” (More Than Two: A practical guide to ethical polyamory), tiene cinco parejas – y todas sus parejas tienen otras parejas.  Él destaca que conoce a personas en sus 20 hasta los 80 años que están en relaciones poliamorosas.

“En mi experiencia”, Veaux mencionó en una entrevista telefónica, “hay una enorme cantidad de personas atraídas al poliamor.  La única cosa que tienen en común es que no quieren monogamia”.

Y, habitualmente, tienen ideas no-tradicionales sobre las relaciones, agregó.  “Hay mucha superposición entre poliamor y BDSM, poliamor e intercambio de parejas (swinging).”

[N. del T.: BDSM refiere a “Bondage y Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo”]

Eso no significa, sin embargo, que las personas poli son siempre informales en sus relaciones; (por el contrario) las toman muy en serio.  “No es para personas que le tienen miedo a las relaciones”, Veaux dijo, remarcando que eso es una concepción común respecto al poliamor.  “Eso sería como decir que el alpinismo es para personas con temor a las alturas.  Si le tienes miedo a las relaciones, ciertamente no vas a tener múltiples parejas”.

2. ¿Por qué el poliamor se está volviendo popular entre la gente joven?

Cada vez más la sexualidad está siendo entendida más como un espectro que como un binomio homo-hetero.  En una encuesta de 2015 de YuoGov, por ejemplo, más de la mitad de los millennials estuvo de acuerdo en que la sexualidad es una escala continua.  Le pregunté a Veaux si esta forma de entender la sexualidad fluida también podía significar que la gente joven se encuentra más apta para ver las relaciones como fluidas y por lo tanto prestarle menos atención a la monogamia.  “Totalmente”, me respondió.  “Los millennials están creciendo en un mundo donde el poliamor es una elección entre tantas (clases de relaciones)”

[N. del T.: “Generación Y, también conocida como Generación del Milenio, milenial o Milénica, es la cohorte demográfica que sigue a la Generación X. No hay fechas precisas respecto a cuando la Generación Y comienza y termina. Los comentaristas utilizan las fechas de nacimiento desde comienzos de la década de 1980 /1981 hasta 2000s”, de acuerdo a Wikipedia]

“El hecho de que las comunidades gay y de lesbianas han tenido tanta atención”, Veaux mencionó, significa que “las personas están más conscientes de la variedad que existe allí fuera, que hay más de una forma de tener una relación.”

Cuando Veaux empezó a incursionar en la no-monogamia en los años 80, “no teníamos un lenguaje, no teníamos una comunidad, no teníamos una forma de encontrarnos entre nosotros.”

“Ahora el mundo está ahí, el lenguaje está ahí.  Hablan de eso en reality shows de televisión; hablan de eso en el programa de Montel Williams.”

[N. del T.: “El Show de Montel Williams” era un show televisivo que estuvo en el aire entre 1991 y 2008]

3. ¿Sobre los celos?

“Si eres una persona extremadamente celosa, el poliamor podría no ser para vos”, dice Tamara Pincus, una terapeuta en el área de Washington que trabaja con muchos clientes poli, siendo ella misma poli.

Ayuda a las personas descifrar sobre qué tratan sus propios celos, ella recomienda, tanto si deriva del miedo a ser reemplazados/as o sentimientos de insuficiencia (poca aceptación); ambas respuestas pueden aparecer cuando múltiples parejas están involucradas.

Pincus a veces sugiere llevar adelante un “plan de cuidados posteriores”, sobre qué hacer cuando alguien regresa de una cita, para entender cómo reconfortar a un compañero celoso o una compañera celosa.

“Las personas deben esperar el ponerse celosas”, agrega Pincus, “Creo que las personas están más sorprendidas cuando no están celosas como lo esperaban”.

Por supuesto están aquellas personas que quieren ser poli pero los celos socavan todo el asunto, dice Pincus.  “Esas personas no están preparadas para la cantidad de trabajo emocional que habrá.”

Y es mucho trabajo: la vida con múltiples parejas significa que “tenés más exposición a cosas negativas”, agrega Pincus, como seres amados que están enfermos o transitando por tiempos difíciles.

4. ¿Cómo se afronta la paternidad compartida cuando hay más de dos progenitores/as involucrados/as?

Franklin Veaux no tiene hijos, pero una de sus parejas tiene una hija, que tenía 7 cuando ellos empezaron a salir y ahora tiene 17 (años).  Él no asumió un rol de padre con la niña.  “Nunca quise hijos,” dice.  Todas las demás parejas de él no tienen hijos.

Cuando se aborda el asunto de la custodia de niños o niñas, la política legal estadounidense está estructurada alrededor de un núcleo familiar de dos personas y no está bien provisto para proteger a familias poli con tres o cuatro adultos en las vidas de los pequeños/as.

Sin embargo, Diana Adams, socia y gerenta de Diana Adams Law & Mediation en Nueva York, trabaja con individuos poli para generar creativos acuerdos prenupciales, paternidades compartidas y de vivienda compartida para proveerles “la mayor cantidad de estabilidad financiera y legal posible en un sistema legal que no reconoce su formato familiar”, ella dice.

“Observé muchas familias poli generar paternidades compartidas estables”, destaca Adams.  “Es crítico que ellos no se apuren a entrar en una situación así sin la asistencia de profesionales”.

Los problemas, dice, pueden aparecer cuando una pareja con un hijo o hija puede tener una pareja que se muda con ellos y la situación no es clara: ¿es ella o él un tercer padre o madre o sólo un amigo o amiga que cohabita?  “Ese tipo de relaciones confusas es donde realmente están los problemas“, dice Adams, “tanto en situaciones de paternidad compartida como en los acuerdos de donación de esperma”.

Ya que las familias poli no necesariamente tienen derechos legales, “estás a merced de la proclividad de un juez específico” en una disputa por paternidad compartida o custodia, remarca Adams.  Ella intenta generar contratos que una corte haría cumplir, “pero en última instancia el juez estará velando por el mejor interés de un niño o niña anterior a cualquier acuerdo preexistente.”

5. ¿La legalización del matrimonio gay abre la puerta para el matrimonio plural?

En el disentimiento sobre la decisión del matrimonio gay el Jefe de la Corte Suprema de Justicia John G. Robert, postula que legalizar matrimonios del mismo sexo puede llevar posteriormente a permitir la poligamia. Pero ninguna de las personas poli con las que hablé están corriendo a apoyarla.

El matrimonio plural puede ser “útil, pero no creo que suceda pronto”, dice Veaux.  “No es algo por lo que la mayoría de los poli estén presionando”.

Veaux actualmente lleva colocados dos anillos, en significación de su profundo compromiso con múltiples parejas, pero está legalmente soltero.  Con la ley permitiendo sólo dos componentes en un matrimonio, él no quiere casarse con una sola persona y poner a otra de sus parejas por debajo de las demás, dice.

“Ahora que hemos logrado el matrimonio entre personas del mismo sexo hay un giro extraño”, dice Adams, un reconocimiento que el matrimonio heterosexual entre dos partes “no es la única forma válida de familia”.

“En este punto”, dice Adams, matrimonios con múltiples parejas “parece como potencialmente lejano porque ya existe demasiada repercusión respecto a los matrimonios entre personas del mismo sexo”.

 

Fuente:https://www.washingtonpost.com/news/soloish/wp/2016/02/12/a-therapist-a-lawyer-and-a-s

Traducción:Germán Martínez

Revisión:DemonWeb